Hace veinticinco años casi todos los nidos de tortuga eran saqueados por los hueveros,  pero hoy en día, mediante la vigilancia y protección de la playa  veinticuatro horas sobre veinticuatro durante siete meses al año, hemos logrado reducir el saqueo a menos de 2%.

La temporada de anidación de las Baula  se extiende  de Marzo a Junio y de Junio a Septiembre son las tortugas verdes las que vienen a anidar.   A partir de Mayo, se pueden ver a  los neonatos saliendo de sus nidos. Durante la temporada, patrullamos la playa todas las noches  y todos están invitados a participar.

Al tener playa, bosque y canales, la Reserva tiene una gran variedad de aves: hemos logrado enumerar 230 especies. Una de las lagunas dentro del bosque,  es el único  sitio en Costa Rica donde anida la  rara y hermosa garza Agami.

La Reserva está cubierta de bosques que anteriormente eran talados para la explotación maderera o para crear campos de pastoreo para el ganado.  Hoy en día, es un habitat protegido que alberga una amplia variedad de vida silvestre –  más de 32 especies de mamíferos, incluyendo el jaguar y  el ocelote, así como tres especies de monos y muchos reptiles.

Un sendero principal, que puede también ser recorrido en bicicleta, se despliega  a todo  lo largo de la reserva,  pasando dentro del bosque y por detrás de la playa. Otros senderos, más cortos, conducen a las áreas de interés especial.

Pacuare-Maps
Costa-Rica-Maps  

La ‘National Geographical Society’ galardonó a John e Hilda Denham con el título de Viajeros Conservacionistas para el año 2013.  Recibieron su premio en el curso de una ceremonia que tuvo lugar en la sede de la Geographical Society en Washington DC, durante el mes de Febrero del 2014.

Ningún día fue igual al otro, las noticias diarias trataron por ejemplo: de la llegada de las aves Agami Agami, el desove del  cocodrilo hembra o el jaguar cruzando el canal; todo me sorprendía en este majestuoso paisaje abriendo cada uno de mis sentidos.

Por si fuera poco la atención, fue simpática y cálida,  cada una de las personas que trabajaba allí hizo que me sintiera como en casa, junto con la degustacion de una deliciosa comida vegeariana en amena charla con los jóvenes profesionales en el comedor Baulas.
Por ultimo no puedo dejar de hacer referencia al estupendo paseo en bici de estación norte a estación sur, por un sorprendente camino que se adentraba en la selva, donde puede observarr ranitas “bluejean”, diversidad de monos, perezas en fin fue toda una aventura de donde termine maravillosamente extenuada.  Realmente estoy muy agradecida a John e Hilda que han hecho posible, con trabajo y dedicación, un lugar tan especial. Me encantaría volver en la temporada cuando nacen las tortugas y creo que sera el año que viene, quiero animar a algunos amigos para vivir esa nueva aventura.

Lucia Rojas
 
 

COSAS QUE HACER