LA CASA GRANDE

Al llegar a la Reserva Pacuare estáras  entrando a un mundo mágico. Tu llegada en lancha, será anunciada por garcetas, garzas, martínes pescadored y monos aulladores.   Quizás veras a Rambo, el cocodrilo y su familia.

Durante tu estadía  en la Casa Grande  gozarás de un comfort sencillo y de privacidad o si así lo  prefieres puedes unirte a los demás y participar en las diferentes actividades de la Reserva.   La hermosa casa de madera está construida sobre pilares   con un enorme balcón que rodea la casa por tres lados, permitiendo gozar de una vista panorámica de la laguna, del mar y del bosque.  Este balcón esta confortablemente amueblado con  mesas, sillas y hamacas, y es aquí donde  vas a pasar gran parte de tu tiempo – ya sea comiendo, durmiendo o descansando leyendo un libro – siempre con los binóculos a  mano para  disfrutar de  la extraordinaria vida silvestre cuya observación  es una parte tan importante de tu estadía.

Puedes optar por una habitación doble o de dos camas individuales (estas habitaciones comparten un WC / lavabo), o  por una más grande que tiene una cama queen además de  una cama individual y  su propio WC / lavabo. Las habitaciones están decoradas de forma sencilla con materiales locales y tienen camas cómodas. Hemos instalado  paneles solares para calentar el agua de la ducha y todas las habitaciones tienen tela metálica en las ventanas. El salón está bien equipado con libros y juegos.

El desayuno y la cena se sirven en la Casa Grande, por lo general en el balcón. El almuerzo se toma en ‘Baulas’,  nuestro comedor comunal junto al mar donde  tendrás la oportunidad de conversar con los asistentes de campo y los biólogos. Obtenemos nuestra energía mediante paneles solares para el agua de la ducha y tenemos lamparas de mesa con paneles solares que proporcionan una buena luz para leer.  Hay tambien linternas y velas.

Este será tu mundo por unos días, durante los cuales podrás explorar más de 1.000 hectáreas de bosque tropical con más de 32 especies de mamíferos (el jaguar y su cría son los últimos que hemos agregado a nuestra  lista) y más de 230 especies de aves.

Compartirás los  6 kilómetros de playa virgen con las  gigantes Baulas que vienen a desovar, o, más tarde en la temporada, con sus pequeñas crías.   Este es el sitio de anidación más importante de Costa Rica para esta especie en peligro crítico de extinción  y disfrutarás de un asiento en  primera fila.

 

_83A1843

La temporada de anidación de la tortuga Baula es de Marzo a finales de Junio y le sigue la temporada de eclosión que va de  Junio a Septiembre, cuando las crías salen de sus nidos después de 60 días y emprenden su camino hacia el  mar  –  en este período puedes ayudar a protegerlas de sus  depredadores naturales.

Tendrás  tu propio  biólogo  quien te llevará a patrullar la playa por la noche en busca de tortugas que estén anidando.   Para muchos de nuestros visitantes , este es el punto culminante de su viaje a Costa Rica. Ver a una Baula moviéndose   dificultosamente por la playa para cavar su nido o proteger las tortuguitas en su camino hacia el mar es una experiencia inolvidable y conmovedora.   Durante tu estancia en la Casa Grande puedes unirte a una patrulla o pedir que te despierten si hay alguna tortuga desovando cerca – a veces esta es la opción mas práctica para los que nos visitan con niños.

Las 1.000 hectáreas de nuestro bosque tropical se pueden explorar en lancha, en bicicleta o a pie.   En el paseo en lancha por el canal de Tortuguero,   verás aves acuáticas, tortugas de agua dulce, caimanes y cocodrilos.   A lo largo de  una caminata nocturna por  el bosque,   podrás  ver esas ranas increíbles que ya conoces por nuestras postales. Durante el día,  seguramente  verás a los monos capuchinos cara blanca, en tanto que los monos aulladores a menudo están en el bosque detrás de la Casa Grande.

Los pajareros  (aficionados de ornitología) quedarán fascinados por las 230 especies de pájaros que hemos contado, pero sobre todo por la rara y hermosa garza Agami que anida  dentro de la reserva – único sitio de anidación en Costa Rica. Invitamos a todos quienes nos visitan a unirse a nuestro proyecto de Educación Ambiental, mediante el cual nos visitan estudiantes de las escuelas primarias y secundarias locales.  Por lo general,  se da una compenetración instantánea  entre los niños de las familias que nos visitan  y los niños de la localidad.

Otros proyectos incluyen el reciclaje y el compostaje. Los visitantes pueden libremente participar en cualquiera de estas actividades. La casa puede alquilarse en su conjunto o por habitación. La estadía  minima en la Casa Grande es de dos noches,  pero si realmente quieres aprovechar tu visita te recomendamos que te quedes tres.

COSAS QUE HACER