top of page

Reserva Pacuare: el hogar de la garza agami

La temporada de reproducción de la garza agami (Agamia agami) acaba de comenzar en la Reserva Pacuare, un momento emocionante para todos los amantes de la naturaleza y la biodiversidad. Estas magníficas aves migran desde el sur de México y el norte de Colombia hasta nuestra reserva, que es el único sitio de anidación conocido en la región.


Garzas agami adultas en sus nidos. Foto: Álvaro Cubero

 

Historia de las garzas agami en la Reserva


La relación entre las garzas agami y la Reserva Pacuare se remonta a principios de la década de 2000. Aunque un lugareño había observado aves de colores brillantes en la zona, fue alrededor de 2003-2004 cuando se confirmó que estas aves eran garzas agami y que habían elegido este lugar para anidar. Este descubrimiento fue fundamental para el inicio del proyecto de monitoreo y conservación que hoy celebramos.

 

Proyecto de investigación de la Reserva Pacuare


Desde 2004, la Reserva Pacuare ha llevado a cabo un proyecto de investigación enfocado en la población anidadora de garzas agami. Este proyecto tiene como objetivo proporcionar información continua y precisa sobre esta única colonia de anidación para facilitar decisiones de manejo que beneficien a la especie. Los datos recopilados se utilizan para evaluar el estado de conservación de la garza agami y para entender mejor su comportamiento y necesidades.


Nuestros investigadores, junto con los visitantes, caminan varias veces por semana hasta el sitio de anidación. Para evitar perturbar a las aves, se utilizan estructuras camufladas desde donde se toman los datos. Este protocolo de observación incluye la toma de notas detalladas sobre la cantidad de nidos, pichones, y comportamientos específicos de las aves.

 

Video: Batsú Estudio


Importancia de estudiar y proteger a las garzas agami


La garza agami es considerada una de las garzas más hermosas del mundo, especialmente durante la temporada de reproducción cuando exhibe colores vibrantes. Sin embargo, está clasificada como Vulnerable en la Lista Roja de la UICN debido a la pérdida de su hábitat y otras amenazas. La población global de la garza agami se considera pequeña y dependiente de unos pocos sitios de anidación muy dispersos, lo que la hace especialmente vulnerable a las perturbaciones.

 

El proyecto de investigación de la Reserva Pacuare es crucial para la protección de esta especie. Al estudiar su comportamiento, migración y necesidades de hábitat, podemos desarrollar estrategias más efectivas para su conservación. Además, la información recopilada se comparte con el Grupo de Trabajo sobre la Garza Agami, que es un grupo internacional vinculado a la UICN.

 

Visitas y protocolos


Para quienes desean observar estas maravillosas aves, la Reserva Pacuare ofrece visitas guiadas dentro del marco de investigación. Antes de cada visita, los participantes reciben una charla introductoria sobre la ecología e historia natural de las garzas Agami. Las visitas se realizan en grupos pequeños para minimizar el impacto en el ecosistema, y siempre se acompañan de un miembro del equipo de investigación.


Es importante seguir estrictamente los protocolos durante la visita: mantener el silencio, evitar el uso de químicos y luces, y respetar las barreras establecidas para la observación. Estas medidas aseguran que las garzas puedan continuar su ciclo de vida sin interrupciones.


Ver aquí el protocolo de observación de las garzas agamí.

Agami en vuelo. Foto: Christian Bonilla

 

Desafíos y necesidades


La investigación y conservación de las garzas agami enfrentan varios desafíos. La necesidad de tecnología avanzada, como transmisores satelitales, es crucial para entender mejor las rutas migratorias y los sitios de alimentación. Instrumentos como binoculares, telescopios y cámaras de alta calidad también son esenciales para mejorar el registro de datos.


A partir de este año, contamos con el apoyo de Moody Gardens, que, entre otras acciones, nos ayudará a diseñar y colocar una cortina para mejorar el sitio de observación de las garzas agami en su santuario. Este avance nos permitirá obtener datos más precisos y mejorar nuestras estrategias de conservación.

“En este momento tenemos la visión de conseguir fondos para instalar transmisores satelitales, y conocer las rutas migratorias, confirmar específicamente cuáles son los puntos de alimentación”, comenta Claudio Quesada, Coordinador de Investigación y Conservación de la Reserva Pacuare. “También estamos en el punto de búsqueda de fondos para tomar muestras de ADN y confirmar que son dos metapoblaciones diferentes las que llegan hasta la Reserva Pacuare”.

Como se puede notar, las necesidades para el proyecto son numerosas.

 

Conclusión


La temporada de reproducción de la garza agami es un recordatorio de la belleza y fragilidad de nuestra biodiversidad. La Reserva Pacuare se dedica a la protección y estudio de estas magníficas aves, y cada dato recopilado nos acerca más a asegurar su supervivencia.


Invitamos a todos a unirse a nuestros esfuerzos, ya sea participando en nuestras visitas de investigación o apoyando nuestras iniciativas de conservación.


¡Vení y descubrí la belleza de la garza agami en la Reserva Pacuare, y sé parte de la protección de esta especie única!


Podés apoyar la conservación de esta especie y muchas más donando a través de https://www.pacuarereserve.org/es/donate  

32 visualizaciones0 comentarios

תגובות


bottom of page